empresas de humedades

Empresas de humedades

Si vives en el centro de una ciudad como Barcelona es posible que en alguna ocasión hayas fantaseado con vivir en una casita al lado del mar. Acostarte y levantarte con el murmullo de las olas, escuchar el graznido de las gaviotas o poder salir a dar un paseo sintiendo la arena en tus pies desnudos o el frescor del agua que llega a la orilla. Es una idea atractiva, pero no todo son ventajas.

El día a día nos muestra alguno de los inconvenientes de vivir tan cerca del mar, sobre todo en lo que tiene que ver con el cuidado y mantenimiento de nuestro hogar. Uno de los problemas más frecuentes (aparte de la humedad) es el salitre que acompaña el aire que proviene del mar. Los primeros desperfectos pueden aparecer primeramente en suelo y paredes aunque de forma casual también pueden salir manchas de salitre en el techo. Depende de los desperfectos o humedades que surjan puede ser que necesitemos acudir a una empresa de reparación de tejados en Barcelona, o una empresa de humedades. La razón por la que podamos tener problemas con el salitre (sobre todo en las paredes) es por el material que la conforman. El ladrillo es un material poroso y por lo tanto absorbe las sales del terreno en el que se ha situado y suben por la pared causando las manchas antiestéticas que, de no solucionarlas, pueden generar problemas más importantes que los simplemente estéticos. El salitre puede levantar el revestimiento de las paredes e incluso generar problemas de hongos y ácaros presentes en los problemas de humedades. Las soluciones sencillas no suelen ser las más efectivas. Una empresa de humedades no se limitará a eliminar el daño estético (cosa que posiblemente hagamos nosotros con productos supuestamente milagroso y debido a nuestra falta de experiencia) sino que intentaran erradicar el problema de raíz para evitar esa misma situación en el futuro. Además, las empresas de humedades nos darán directrices de mantenimiento que serán básicas para evitar el problema en el futuro. Más vale prevenir que lamentar y la prevención de las humedades gracias a un mantenimiento regular hará posible que disfrutemos de nuestra casita en la playa sin mayores quebraderos de cabeza.