Métodos de impermeabilización

Métodos de impermeabilización

El mundo cambia muy rápido. Hace veinte años llevar un teléfono móvil era cosa de unos pocos, ahora hasta muchos niños llevan uno. Y no cualquier teléfono móvil, los smartphones de hoy en día son como pequeños ordenadores con los que podemos jugar, escuchar música, ver vídeos y, cómo no, comunicarnos con otras personas. Es obvio que el mundo de la tecnología avanza a pasos agigantados. Pero no sólo el mundo de la tecnología, en materia de construcción las cosas también han cambiado mucho.

Nuevos materiales, nuevos diseños, nuevas formas de trabajar… todo con el propósito de hacer mejores obras, más rápidas y, porque no, más bonitas. Dentro del mundo de la construcción encontramos a los expertos en impermeabilizaciones. En este ámbito es obvio el avance ya que hay a nuestra disposición una gran cantidad de materiales distintos para cada situación. Asfálticos, acrílicos, cementosos, cubiertas… tan sólo debemos buscar el que mejor se ajuste a nuestras necesidades concretas. También contamos con muchos métodos de impermeabilización que van de la mano con los productos que se utilizan. Algunos métodos de impermeabilización son los siguientes: impermeabilización de lámina asfáltica (uno de los más utilizados), impermeabilización de caucho (al implementarse en estado líquido se adapta mejor a cualquier tipo de superficie), impermeabilizaciones epdm (se usan sobre todo en grandes superficies) e impermeabilizaciones de PVC (de costes más elevados pero con una duración y resistencia muy superior). Otros métodos de impermeabilización son los de poliuretano y la impermeabilización líquida de polímeros y betún, estos muy utilizados en la impermeabilización de terrazas. Algunos de estos métodos podemos llevarlos a cabo la gran mayoría de nosotros y podemos dar una solución aceptable a un problema de goteras en la casa, pero la gran mayoría deben ser utilizados por profesionales que hagan una correcta utilización de esos elementos.

El mundo cambia muy rápidamente, tanto que a veces nos cuesta seguirle el paso, pero en cuestión de impermeabilizaciones, contemos con profesionales que se mantengan al día con los cambios en su sector.