Reparación de goteras

Reparación de goteras

¿Puede una simple gota de agua hacer daño? ¿Quién gana la batalla en las costas, el agua o las rocas? A primera vista diríamos que las rocas, ¿no? Pero el agua del mar tiene una baza en su favor, la constancia y el tiempo. No es raro ver la base de muchos acantilados erosionada por el constante ir y venir de las olas. En cuanto a la primera pregunta que formulábamos, si, una simple gota puede hacer mucho daño, o mejor dicho un goteo constante puede acabar incluso con la vida de un ser humano.

Es ampliamente conocido un método de tortura que se utilizaba en la antigua China y era conocido como «la gota china». Se situaba a la persona a la que se le quería sacar la información tumbada e inmovilizada. Cada 5 segundos exactamente le caía una gota de agua sobre la frente. No le daban de comer ni de beber. No sólo les afectaba físicamente, también era una tortura psicológica. Muchos acababan muriendo de un paro cardíaco debido a la falta de sueño, ya que el goteo constante les impedía descansar. Hemos exagerado un poco para que tengamos en la mente un asunto importante: las goteras se deben reparar lo antes posible. Quizás no acabemos viendo un agujero en el suelo, pero la reparación de goteras debe ser prioritaria. Muchos de los daños que puede generar la falta de reparación de goteras no se ven a simple vista. Recordemos que los acantilados se van erosionando por el paso del tiempo. Lo mismo puede ocurrir con nuestro techo de forma imperceptible. Las goteras vienen de filtraciones de agua del exterior causadas por, posiblemente, grietas en el techo. El agua que se va colando por esas grietas pueden debilitar la estructura del techo. Esas pequeñas gotas que se filtran poco a poco pueden hacer mucho daño. Para la reparación de goteras contamos con muchos productos a nuestra disposición, pero antes de actuar por nuestra cuenta consultemos a un profesional. Las empresas de impermeabilizaciones podrán echar un vistazo al problema e indicarnos la mejor solución. Que nuestra casa no sea víctima de una tortura china moderna.